Propuestas y rutas 

Las ermites románicas de Maià de Montcal y Beuda

Top

Información

Las ermitas románicas de estos dos municipios son una excusa perfecta para visitar esta zona de la comarca, más cercana a l’Alt Empordà. En esta ruta a través del legado románico de la Garrotxa visitaréis 9 templos, construidos entre los siglos IX y XII.

La ruta comienza en Beuda, en Sant Pere de Lligordà, iglesia del siglo XII con la puerta orientada a la fachada de mediodía, una nave de planta rectangular y ábside semicircular. Continuamos hacia Santa María de Palera, también del siglo XII, un edificio de una nave con una bóveda de cañón reforzada por dos arcos torales y rematada a levante con ábside semicircular. Contenía una virgen gótica tallada en alabastro, que se puede ver en el Museo de Arte de Girona.

 

El siguiente punto de interés es el Santo Sepulcro de Palera, una notable construcción románica del siglo XI. El templo, consagrado el año 1085, está formado por sillares bien tallados, de dimensiones considerables. Consta de tres naves, la central con bóveda de cañón y las laterales de cuarto de círculo, sostenidas por pilares rectangulares con sus correspondientes ábsides. El campanario, de pared de dos ojos, se levanta sobre la fachada de poniente. Otro de los atractivos lo encontraremos en la iglesia de Sant Feliu de Beuda, del siglo XI, con una valiosa pila bautismal del siglo XII decorada con figuras en relieves y arquitos ciegos. La ruta continúa en Santa María de Segueró, una iglesia románica del siglo XI de una sola nave, que conserva una imagen policromada de la Virgen (siglo XIV) tallada en alabastro.

 

A partir de este punto entramos en el municipio de Maià de Montcal, donde podemos encontrar la iglesia de San Vicente, templo datado en el año 978 que además de disponer de una nave rectangular y de un ábside circular orientado a levante, conserva un cerrojo ciertamente curioso en la puerta de entrada. La ruta nos llevará hacia Santa Magdalena de Maià (siglo XIII), iglesia del antiguo priorato de Santa María de Jonqueres (siglo XIII) situada en el límite de levante de la Garrotxa, en la cima de Santa Magdalena, y que cuenta con una nave de bóveda de cañón apuntada y con un ábside con bóveda de cuarto de círculo.



Acabaremos la ruta visitando la Iglesia de Sant Martí (siglo XII), situada en el núcleo de Dosquers, con una sola nave cubierta por una bóveda de cañón y ábside semicircular, y descubriendo la capilla de San Primo y San Feliciano, junto a la que hay una fuente abundante, que según la tradición brotó para calmar la sed de los portadores de las reliquias de los santos en el monasterio de Sant Pere de Besalú.



No te lo pierdas

 

La placidez y la tranquilidad de este rincón de la Garrotxadonde, además de los edificios religiosos, se encuentran algunas de las casas solariegas más importantes de Cataluña, como el Noguer de Segueró.



Tienes que saber



El románico es un estilo arquitectónico y pictórico aparecido en el siglo XI que –a nivel de arquitectura– se caracteriza por ser muy funcional y austero. Son comunes los techos bajos y paredes muy gruesas, sin ornamentaciones ni aberturas, y utiliza la bóveda de cañón y los arcos de medio punto.



Ficha técnica

 

·Cómo hacer la ruta: en bicicleta y en coche

 

·Duración: medio día

 

·Punto de salida: Sant Pere de Lligordà

 

·Cómo llegar: desde los accesos a la A-26 a la altura de Besalú, hay que coger la GiV-5234 dirección Beuda.

 

Observaciones

 

Los principales recursos turísticos de la zona están señalizados.

 

Más información

 

·Folleto turístico de Maià de Montcal

 

·Mapa turístico de la Garrotxa

 

·Itinerario apto para hacer con niños

...

¿Como llegar?

Vés-hi