Patrimonio Judío

Besalú destaca entre las poblaciones que disponen de barrio judío ya que es casi la única del Estado que dispone de Miqvé, la sala de baños rituales. El Miqvé de Besalú es, junto con el de Girona, el único recinto de baños judíos descubierto hasta ahora en la Península Ibérica. Se trata de una casa de piedra con bóveda de cañón, típicamente románica, del siglo XII.

El Miqvé, una construcción subterránea a la cual se accede por una escalera de piedra, era el lugar donde se cumplía, por inmersión total, el rito religioso del baño de las mujeres después del período menstrual, tal y como había sido impuesto por los hebreos desde tiempos antiquísimos.

Desde finales del siglo IX hasta el siglo XV, dejó un valioso legado histórico y patrimonial, del cual podemos disfrutar al tiempo que hacemos una ruta por lo que fue el barrio judío de Besalú, un espacio que aún hoy día guarda los secretos de antiguas historias de la comunidad judía medieval que residió en él.

El punto de partida de esta ruta es la plaza de la Llibertat en dirección, primero, a la calle Comte de Tallaferro, y después a la de Rocafort. Cuando entramos en esta última calle, podemos imaginar las conversaciones que podían tener, por ejemplo, dos de los médicos judíos más ilustres de Besalú: Abraham des Castlar y Bendit des Logar. Bajando desde la calle Rocafort a la del Pont Vell, descubrimos a mano derecha, una mezuzà (símbolo que identifica una casa judía) en el portal situado delante mismo de la bajada del mikwa.

Podemos continuar nuestra ruta paseando por la calle del Pont Vell, sin dejar de lado la vía que nos conduce hacia el que fuera el centro religioso del call, donde hallamos los restos de la sinagoga, el mikwa o baños judíos de purificación y restos arqueológicos de los que fue el call del siglo XIII.

Si bajamos hacia el río y giramos a la derecha podremos pasear por la antigua muralla medieval y llegaremos al Espacio Cultural de la Cúria Reial donde, además de ver un audiovisual sobre la historia de Besalú, podremos subir a la Sala Gótica del edificio, que había sido la casa de una familia judía muy importante, los Astruc, quienes vivían fuera de la judería.

También veremos un audiovisual sobre la reconstrucción virtual de la sinagoga medieval. Más información en la oficina central de turismo.

Besalú, vila jueva