La ermita del castillo de Montpalau

Según la leyenda, durante un asedio, los habitantes del castillo se alimentaban de los peces que pescaban en el río Fluvià, llegando a través de un túnel donde había escondida una cabra de oro. El enemigo se tuvo que retirar. ¿Quieres encontrar el túnel?